Acompañamiento psicológico individual y colectivo que permite trabajar situaciones emocionales que resultan importantes para los estudiantes, padres de familia y demás miembros de la comunidad educativa. Siendo coherentes con nuestra visión integral de la educación. La psicóloga se convierte en una posibilitadora fundamental para el apoyo en los procesos educativos del estudiante, comprendiendo al ser humano desde sus diferentes dimensiones y proponiendo estrategias que les permitan afrontar las dificultades propias de la vida.